Este alemán ha roto las barreras del tamaño de su miembro al grado de ya no poder tener relaciones sexuales.